María Antonieta de Austria

El 16 de octubre del año 1793, María Antonieta de Austria, reina consorte de Francia, fue juzgada, condenada por traición y guillotinada. Nueve meses después de la ejecución de su marido, Luis XVI. Durante su etapa en el poder, la archiduquesa se ganó la antipatía de la corte y el pueblo francés, que le acusaban de promiscua y derrochadora.

Introduce tu nombre de usuario y contraseña
descubrirás nuevos apartados para usuarios registrados y podrás gestionar contenido de la página web