COCEDER investiga en cinco líneas medioambientales en defensa de la biodiversidad y del medio natural, prevenir la contaminación y lucha contra el cambio climático

Etiquetas:

COCEDER ha desarrollado este año cinco proyectos de investigación medioambiental en 13 zonas de ocho comunidades autónomas, gracias a la colaboración del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico. La subvención concedida de 384.816 euros estuvo destinada a estas cinco líneas de investigación que se enmarcan los ámbitos del conocimiento y defensa del medio natural y de la biodiversidad, la utilización sostenible de los recursos naturales, la prevención de la contaminación y la lucha contra el cambio climático.

La elaboración de un plan medioambiental es una de las acciones incluidas en el plan estratégico de COCEDER, dentro de la línea estratégica de sustentabilidad económica, emprendimiento social y desarrollo sostenible. Estos proyectos se coordinan técnicamente desde la sede social de COCEDER en Valladolid, en base a su permanente labor de dinamización ambiental en los territorios rurales en los que trabajan los centros de desarrollo rural asociados a la entidad, que a continuación se detallan dentro de las comunidades de Castilla y León, Argón, Galicia, Cataluña, Comunidad Valenciana, Asturias, Andalucía y Extremadura.

Línea 1. Ámbito del conocimiento y defensa del medio natural
Investigación sobre la importancia de la conservación de los recursos hídricos y el interés de los bioindicadores para el conocimiento y defensa del medio natural

Con este proyecto se pretende dar a conocer algunos de los recursos hídricos y naturales de las zonas de estudio para concienciar a la ciudadanía de la importancia de su conservación, además de dar a conocer el impacto generado. El medio rural tiene una serie de elementos naturales que confieren gran riqueza ambiental a la zona y su desarrollo debe armonizar la conservación de esa riqueza con la prosperidad socioeconómica, pudiendo servir como motor para su desarrollo. Del mismo modo, se investiga acerca de la de la biodiversidad de las zonas rurales, así como la importancia de los bioindicadores, su estudio y protección.

La investigación se ha llevado a cabo en pequeños municipios de seis provincias (Valladolid, Zaragoza, Pontevedra, Sevilla, Lleida y Valencia) pertenecientes a cinco comunidades autónomas (Castilla y León, Aragón, Galicia, Andalucía, Cataluña y Comunidad Valenciana).

Línea 2. Ámbito del conocimiento y defensa de la biodiversidad
Investigación sobre la recuperación de variedades vegetales autóctonas, la influencia del clima y el valor de las especies de flora y fauna autóctonas que contribuyen al conocimiento y defensa de la biodiversidad.

La diversidad de las especies vegetales para la alimentación se ve amenazada por un fenómeno denominado erosión genética, que según la FAO, una de sus principales causas es la sustitución de variedades locales tradicionales por variedades más modernas de interés comercial en los sistemas agrarios. Para evitar la desaparición de estas variedades locales, su conservación está completamente ligada a su uso en huertas, pero ésta no puede ser realizada sin antes llevar a cabo las labores pertinentes de investigación en cuanto a recopilación de semillas, identificación de las variedades locales y la investigación de amenazas. También se considera importante conocer y recopilar información sobre la biodiversidad según su adaptación a las características climáticas de la zona.

El estudio y recopilación de información sobre especies de flora y fauna autóctonas es clave para concienciar a la población de la importancia que tienen en la biodiversidad y su evolución.

La investigación se ha llevado a cabo en municipios de siete provincias (Zaragoza, Lleida, Barcelona, Asturias, Valladolid, Málaga y Orense), pertenecientes a cuatro comunidades autónomas (Aragón, Principado de Asturias, Castilla y León, Cataluña, Andalucía y Galicia).

Línea 3. Ámbito de la utilización sostenible de los recursos naturales

Investigación de diferentes metodologías para la prevención de incendios forestales, uso de teledetección para el estudio del abandono de tierras, puesta en valor de varios tipos de cultivos y comunidades energéticas

El abandono de tierras agrícolas es un problema creciente en muchas regiones de la Unión Europea y tiene importantes implicaciones sobre el medio ambiente, la sociedad y la economía. Cuantificar el abandono de estas tierras es esencial para conocer la magnitud de este problema y poder implementar medidas de gestión adecuadas y evaluar le eficacia de las políticas en agricultura.

Además, se pretende analizar el potencial del uso de la ganadería (extensiva o semiextensiva) como herramienta de prevención de incendios forestales, evaluar el uso de las cubiertas vegetales como estrategia de mantenimiento del suelo, estudiar nuevos cultivos alternativos a los ya existentes, así como la investigación de los que tradicionalmente se han cultivado y ver posibles mejoras y procedimientos agronómicos, desarrollar y gestionar comunidades energéticas en zona rural y minimizar una de las principales causas de gases de efecto invernadero: la cadena alimentaria.

La investigación se ha llevado a cabo en pequeños municipios de siete provincias (Palencia, Valladolid, León, Lleida, Valencia, Málaga y Pontevedra) pertenecientes a cinco comunidades autónomas (Castilla y León, Cataluña, Comunidad Valenciana, Andalucía y Galicia).

Línea 4. Ámbito de la prevención de la contaminación
Investigación sobre el impacto de la contaminación de origen agroganadero sobre las masas de agua subterráneas en el medio rural y el uso de sensores de calidad del aire como medida contra la contaminación en zonas rurales.

Con esta acción se pretende estudiar el nivel de contaminación de las aguas subterráneas provocada por las actividades agropecuarias y de origen doméstico, además de buscar posibles soluciones que contribuyan a prevenirla. Teniendo en cuenta que el avance de las técnicas en la agricultura moderna ha supuesto un incremento del uso de productos para mejorar la productividad (compuestos fertilizantes, plaguicidas, etc.), además de los beneficios que estos repercuten a la hora de la producción y rentabilidad en la explotación de la tierra, también se tienen en cuenta una serie de consecuencias negativas derivadas de su uso.

Para ello, se analizan muestras tomadas en diferentes puntos en zonas pertenecientes a seis comunidades autónomas diferentes (Andalucía, Castilla y León, Cataluña, Extremadura y Comunidad Valenciana). Todas las áreas de estudio cuentan con una gran tradición, donde las tierras de cultivo están muy presentes, siendo parte fundamental de su historia tanto a nivel sociocultural como económico.

La investigación se ha llevado a cabo en pequeños municipios en siete provincias (Valencia, Valladolid, León, Badajoz, Sevilla, Barcelona y Lleida) pertenecientes a cuatro comunidades autónomas (Comunidad Valenciana, Castilla y León, Extremadura, Andalucía y Cataluña).

Línea 5. Ámbito de la lucha contra el cambio climático
Investigación sobre la evaluación de la maquinaria agrícola, técnicas productivas agroecológicas, bioconstrucción y simbiosis contra el cambio climático y continuidad de la implantación del plan medioambiental

El cambio del clima provoca cambios diversos en los sistemas naturales y como resultado pueden producirse desajustes y desequilibrios ecológicos, pero también afecta a las sociedades humanas porque cambia los escenarios de actividades económicas como la agricultura o el turismo; y a la propia salud humana, amenazada por las olas de calor y nuevas enfermedades.

El actual cambio del clima se considera muy diferente de otros anteriores, por dos motivos principalmente: los científicos coinciden en señalar que la causa es la emisión de los denominados gases de efecto invernadero como resultado de la actividad humana, que incrementan la capacidad de la atmósfera terrestre para retener calor, dando lugar al fenómeno del calentamiento global y este cambio está ocurriendo muy rápidamente, lo que hace muy difícil, tanto para la naturaleza como para las sociedades humanas, adaptarse a las nuevas condiciones.

Además, las estimaciones realizadas con los modelos de simulación sobre la exploración de las tendencias futuras asociadas al incremento de la concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera terrestre para España incluyen:
– Nuevos aumentos de las temperaturas máximas y mínimas.
– Una disminución moderada de las precipitaciones.
– Una disminución moderada de la nubosidad.
– Periodos de sequía más largos y frecuentes.
– Olas de calor más largas, frecuentes e intensas.

La investigación se ha llevado a cabo en pequeños municipios de cinco provincias (Sevilla, Valladolid, Lleida, Badajoz y Asturias) correspondientes a cinco comunidades autónomas (Andalucía, Castilla y León, Cataluña, Extremadura y Principado de Asturias).

 

 

No hay comentarios aún.

Dejar un comentario

Introduce tu nombre de usuario y contraseña
descubrirás nuevos apartados para usuarios registrados y podrás gestionar contenido de la página web