Niñ@s y mayores disfrutan al unísono del XVIII Encuentro Intergeneracional, del CDR El Sequillo en Tordehumos

Etiquetas:

La jornada “Vestimentas y tradiciones”contó con cerca de un centenar de asistentes y contó con talleres, juegos tradicionales y una gran merienda como claves de un día de convivencia y enriquecimiento social

Como en años anteriores, y ya van dieciocho, el CDR El Sequillo, organizó el Encuentro Intergeneracional para pequeños y mayores de la zona. En esta ocasión, el protagonismo lo tuvieron las vestimentas y tradiciones de nuestros abuelos, como el propio nombre de la jornada indica.

El Ecomuseo de Tordehumos fue, una vez más, el escenario elegido para una jornada cargada de buenos momentos, además del taller de macramé o el de la oca, los juegos tradicionales o la gran merienda de la que el centenar de personas asistentes pudo disfrutar.

En un ambiente distendido, lúdico y festivo, mayores y pequeñ@s de mu-nicipios como San Pedro de Latarce, Villanueva de los Caballeros, Urueña, Villagarcía de Campos, Villabrágima, Villafrechós y Cabreros del Monte acudieron a Tordehumos para promover y fortalecer, junto las personas asistentes de la localidad anfitriona, la solidaridad intergeneracional y el enriquecimiento social entre mayores y pequeños, ya que desde el CDR El Sequillo se entiende que es un elemento clave para el desarrollo económico social y cultural de los pueblos.

Sin duda alguna, una sociedad para todas las edades exige el reconoci-miento explícito de la importancia decisiva que tienen las relaciones y la cooperación intergeneracional a nivel de familia y sociedad, siendo además un requisito para la cohesión social. La solidaridad entre generaciones es un punto de referencia a la hora de avanzar hacia la construcción de una actitud de respeto, apoyo e intercambio entre las distintas generaciones. La intergeneracionalidad, como proceso bidireccional de beneficio mutuo, nos exige tener presentes las demandas y necesidades de unos y otros desde la consideración de que ambos colectivos son un recurso humano, económico, social y cultural de inestimable valor para sus familias y comu-nidades, en este caso, en el medio rural.

Los pequeñ@s quedaron encantad@s al aprender aquello que no sabían de sus antepasados, y por su parte, las personas mayores, felices de poder enseñar aquello que no por tradicional ha perdido su valor, sino todo lo contrario.

12000979_704100139724695_9005036016271546009_o 12015126_704100146391361_2964768452447945447_o 12036952_704100006391375_7302987590227333227_n 12043095_704099846391391_2936130079921388070_n            12045270_704100143058028_5911901157013451048_o                   12069020_704099946391381_1798303663422256795_o 12072763_704099996391376_1593594222081793422_n

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

No hay comentarios aún.

Dejar un comentario

Introduce tu nombre de usuario y contraseña
descubrirás nuevos apartados para usuarios registrados y podrás gestionar contenido de la página web